Canarias Holiday. Vacaciones en Canarias.

Los atardeceres de Canarias. Un instante para recordar.

Los atardeceres de Canarias. Un instante para recordar.
Rate this post

El sol, la playa, la imponente luz de sus cielos multicolores, sus parajes volcánicos y la unión de todos los elementos hacen de las puestas de sol en Canarias una experiencia cautivadora.

Los atardeceres de Canarias son sin duda un instante para recordar. De hecho sus atardeceres se consideran unos de los mejores de toda Europa, ven a disfrutarlas y pasa unas vacaciones inolvidables en Canarias. A continuación les mostramos donde contemplar los mejores atardeceres de cada isla donde el astro rey siluetea el paraíso.

Las dunas “Naranjas” de Maspalomas, en Gran Canaria.

Si hay una imagen imprescindible e impresionante de ver en Gran Canaria es presenciar el atardecer en las Dunas de Maspalomas que coronan la playa. Los largos paseos al caer el día constituyen ya un ritual de relax para canarios y turistas. Hay días en que la caída del sol sobre el mar coincide al mismo tiempo con la aparición de la luna sobre las dunas de arena dorada. Dos astros en el cielo casi a la misma vez.

Los atardeceres de Canarias. Atardecer galáctico en el Roque de Los Muchachos, en La Palma.

Poner rumbo al Roque de los Muchachos para ver uno de sus atardeceres es un pasaporte seguro para tocar el cielo en La Palma. Allí se alza el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), lo que garantiza que se trata de un enclave privilegiado, con un cielo de calidad excepcional y panorámica espléndida. Si al atardecer observas que se forma un manto de nubes mientras el sol se desvanece, puedes llamarlo magia.

Últimos rayos de sol en Jandía, en Fuerteventura.

Fuerteventura es llamada la isla tranquila, cualquier punto es magnífico para detenerse a contemplar la puesta del sol, todas sus playas ofrecen aguas color turquesa, kilómetros de dunas llanas y los últimos rayos de sol son un estallido cromático de naranjas, rojos, rosados y azules que dejan pasmado al viajero más avezado. Pero existe un lugar especial y privilegiado en esta isla para contemplar el atardecer, este lugar es el paraje natural de Jandía, con su playa y su omnipresente faro.

Atardecer en Los Roques de Anaga, en Tenerife.

El litoral norte del Parque Rural de Anaga, en Tenerife, es un placer para los sentidos. Sus preciosas playas de fina arena volcánica, su mar bravo, la vegetación y los roques esculpidos al vaivén de aguas tan salvajes como cristalinas lo convierten en un marco idílico para despedir el día rodeados de belleza.

Atardecer en el Mirador de César Manrique, en el Hierro.

El Mirador de La Peña, la gran obra de César Manrique en El Hierro, es uno de los rincones más exquisitos de la isla del meridiano. Situado sobre un acantilado, a unos 700 metros de altitud, es un balcón desde el que divisar sensacionales vistas y espectaculares puestas de sol.

Crepusculo en Caleta de Famara, en Lanzarote.

Si el macizo de Famara impresiona, cuando el sol se hunde en Caleta de Famara sólo queda dejarse llevar por el momento y disfrutar de la sombra que proyecta el risco sobre el paisaje. El atardecer más hermoso de toda la isla de Lanzarote.

Atardecer del Valle Gran Rey, en La Gomera.

Sin duda una de las mejores atalayas para contemplar el atardecer en La Gomera es desde Valle Gran Rey. Luce de día pero es durante el crepúsculo cuando despliega toda su amalgama de coloridos en uno de los principales enclaves turísticos de la isla.

Responder